Valentina Simon, secuestro en clave de oración