“La Madre Teresa de Calcuta tenía razón”