“¡La pucha, tenemos que hacer algo!”