“Para él fue como una catarsis”